Comenzando el año con la mayor ilusión

¡Hola a todos! ¡Feliz 2018!

Espero que el nuevo año venga cargado de paz, amor, salud y muchas alegrías. Que la dicha os acompañe en todo momento y que cada día sea una nueva oportunidad para dar las gracias y disfrutar de todo lo bonito que nos rodea. Por mi parte no puedo pedir más y es que ya tenemos en casa a nuestra pequeña Liene. Junto a Markuss ya somos una familia de 4 y no podemos estar más agradecidos por nuestros 2 milagritos 🙂

No había tenido la oportunidad de ponerme al día con mis publicaciones y es que como os imaginaréis dos pequeños en casa es un trabajo de 24 horas, 7 días a la semana, 365 días al año. Pero ya estoy de vuelta con vosotros y más ilusionada que nunca…

Liene nació el 12/12 así que con el favor de Dios estará cumpliendo su primer mes en dos días. Pesó 3,080 Kg y midió 49 cm, es decir, más bajita pero más gordita que su hermano mayor. Programamos una cesárea por indicaciones de mi ginecóloga ya que ambos partos estaban muy cerca el uno del otro. Aún así, nos tuvimos que ir al hospital horas antes de lo previsto ya que yo no me encontraba bien y llevaba dos días sin dormir, con bastantes contracciones que cada vez se sentían más. Adelantamos la cesárea y afortunadamente todo salió bien y disfruté cada segundo de mi parto. Liene llegó al mundo con ese llanto que tanto anhelamos escuchar mientras su mamá lloraba de la felicidad y su papá cumplía su sueño de cortar el cordón.

Mi recuperación fue rápida y mucho más llevadera que la de mi parto anterior. En el hospital nos trataron con mucho cariño y gracias a lo bien que me sentía pude marcharme a casa al tercer día de dar a luz. En pocas palabras, no puedo quejarme de nada.

Y ¿qué os puedo contar de la pequeña Liene? Pues que es un verdadero bombón y que se porta maravillosamente bien. No crean que no tiene su carácter, pero en definitiva es un bebé más tranquilo que Markuss. Estamos con la lactancia materna exclusiva y la verdad está siendo maravilloso. En definitiva el grado de experiencia que uno consigue con su primer hijo es una gran ayuda para que con el segundo todo fluya de manera más natural…

Markuss aún no entiende del todo bien quien es Liene, pero no duda en darle muestras de cariño “a su manera”. Se acerca intentando besarle mientras se preocupa cada vez que le escucha llorar. No duda en utilizar sus chupetes rosa mientras intenta colocarle los suyos enormes. Algún día intenta llamar la atención más de lo habitual, pero gracias a la ayuda de la familia no ha sentido ningún cambio considerable. A veces me entra un sentimiento de culpa por haberle bajado de “su trono” pero luego pienso en que se tendrán el uno al otro para el resto de la vida y ese sentimiento se desvanece.

Estoy más feliz que nunca, disfrutando de mis dos pequeños que aunque apenas me dejan tiempo para una ducha decente, son la luz de mis ojos. Y para aquellos que me preguntáis ¿pero en realidad se quiere al segundo tanto como al primero? La respuesta es un rotundo ¡SIIIIII! La maternidad se vive de manera más natural y con menos preocupaciones y a ambos pequeños se les quiere por igual.

De momento intento multiplicarme para no desatender a Markuss, aguantar el maratón de pecho cada 3 horas (especialmente por las noches) y sacar las fuerzas quien sabe de donde para darle lo mejor a su papa, el mejor esposo y padre que pude haber escogido y quien también necesita su dosis de cariño diaria.

Por lo pronto os dejo las fotos de nuestro primer reportaje familiar. Me hace una tremenda ilusión compartir con vosotros estas imágenes que seguramente quedarán plasmadas en muchos de los porta retratos de nuestra casa. Gracias una vez mas al maravilloso equipo que está en todos y cada uno de los momentos más especiales de nuestras vidas. Cris, Sandrito, Javi y el adorable equipo de ¡HOLA! por su paciencia, cariño e ilusión con cada uno de nuestros proyectos de vida 🙂

Me despido muy agradecida con todos aquellos que me habéis estado siguiendo estos últimos 4 años. Siempre digo que este espacio se ha tranformado en una especie de “diario personal”, así que seguiremos compartiendo muchas cosas juntos.

 

¡¡¡¡¡Nos vemos de nuevo la semana que viene!!!!!!

 

Gracias por tanto cariño 🙂

 

!MUAH!

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.