hola.com

 

enero, 2011


25
enero 11

CINE Y COSTUMBRES AMERICANAS

 

El otro día fui con mi hija al cine, estuvimos viendo “El discurso del Rey”, magnífica película dirigida por Tom Hooper, que tiene como protagonista al maravilloso actor británico Colin Firth, que espero le den este año un merecido oscar.

La película trata sobre un logopeda australiano, Lionel Logue, que no era más que un actor que desarrolló magnificas técnicas para conseguir mejorar las alteraciones del habla, tales como el tartamudeo.

El film tiene un estupendo reparto, donde además de Colin Firth, como el rey Jorge VI está Helena Bonhan Carter, que siempre es un placer verla en pantalla con o sin Tim Burton, ejecuta su papel a la perfección, dándole vida a la reina Isabel, madre de la actual reina británica. Además podemos ver a Geoffrey Rush, que cuesta reconocer como el capitán Barbosa  de Piratas del Caribe, impecable en su papel y en sus trajes. También identifiqué a Claire Bloom, actriz de hace muchos años , tantos que interpretó con Chaplin la película Candilejas y Derek Jacobi, protagonista de la serie Yo Claudio, haciendo del propio Claudio, otro tartamudo memorable, os acordáis?. Disfruté mucho de la película, lástima que el buen sabor de boca, se me acabara al terminar la película y comprobar que había perdido un pendiente, que me habían regalado el día anterior….

Bueno, pero mi objetivo no es hacer crítica de cine, que por otro lado me encanta, sino de comentar la manía de comer palomitas y beber coca-cola por parte los espectadores. Por qué, hemos adoptado esta costumbre?, pues por la influencia americana, es necesario consumir maíz y beber coca-cola, para entender mejor la película?, hemos pensado cuantas calorías nos aporta, semejante costumbre?, hemos pensado lo que puede molestar a tu vecino de butaca, la sinfonía de buscar las palomitas, masticarlas y tomar coca-cola?, hemos pensado que lo verdaderamente placentero del cine es ver las escenas, escuchar el diálogo y deleitarnos con la música de una película?, o sea ver CINE?. Hemos pensado el daño que hacemos a nuestros hijos dándoles calorías de forma gratuita?. En Estados Unidos, ya se empieza a estudiar que la epidemia de obesidad entre los niños, pueden disminuir en un futuro la esperanza de vida de nuestros hijos, con respecto a nosotros.

   Pues no lo hemos debido pensar, pues si nos fijamos, el consumo de estos productos es casi general en una sala de cine…Por cierto las calorías son: 495 por 100 gramos de palomitas (tomamos solo 100 gramos?, más 139 de la coca-cola, si tomamos una cantidad equivalente a un bote (330 ml)…

Una reflexión: ¿no es suficiente ofrecerles a nuestros hijos, solamente el espectáculo del cine?.


19
enero 11

COCINA MEXICANA

Ensenada

En una ocasión, aprovechando que estábamos en San Diego (California) decidimos pasar a México.

Antes de pasar la frontera, visitamos San Ysidro, una población repleta de outlets y desde donde se divisa la imagen imponente de Tijuana, una montaña abigarrada de casas, presididas por una enorme bandera mexicana.

Pasamos la frontera, pertrechada de manera militar hasta los dientes, para evitar la inmigración ilegal hacia Estados Unidos, recorrimos 100 kilómetros hasta Ensenada en la Baja California, sin GPS, a través de la Costa del Pacífico, con vistas muy agradables.

Ensenada es al parecer el municipio más grande del mundo en extensión territorial, es una ciudad turística y enfocada también al turismo farmacéutico: está llena de farmacias donde se venden con grandes carteles al exterior: Amoxicilina, Paracetamol, Ibuprofeno, con grandes ofertas, todo ello dirigido sobre todo a los norteamericanos, claro. Comimos en Cantina  El Corralito, tras superar los acosos de los otros restaurantes, que nos invitaban constantemente a entrar a su establecimiento.

Tomamos pescado  a la plancha, muy rico, cocinado con aceite de oliva y también quesadillas, como no, regados con un vino delicioso (dieta mediterránea). Me sorprendió esta comida, ya que la idea que tenemos de la cocina mexicana son las fajitas, los tacos y los burritos.

Hace mucho tiempo, Enrique hizo un máster con una amiga mexicana, llamada Laura, la invitamos a comer en una ocasión y ella agradecida, nos regalo’ un libro de cocina, llamado “Las glorias de Gloria”, cuya autora es Gloria Gutierrez. Decidí abrirlo, tras la sorpresa de mi viaje, ya que la primera vez que lo hice, me asuste’ ante palabras, tales como  huitlacoche, chivitos, chipotles, etc… Entonces descubrí que tampoco era tan distinta de la española, si quitábamos estas palabras tan extrañas para nosotros. Había recetas de sopa de garbanzos, sopa de lentejas, ensaladas realizadas con chivitos, parecida a la rúcula, o con piña, aderezada con epazote, una hierba aromática especial.

Había muchos platos de verdura como calabaza y sus flores, nopales (chumberas), huitlacoche (hongo parásito del maíz), elote o mazorca de maíz, chilacas (chiles anchos), jitomates (hortaliza parecida al tomate) etc…

Los platos de carne eran de pollo, cerdo o machaca, carne seca de res, algunos como las costillas al vino tinto, nos suenan muy familiares.

Los platos de pescado contenían camarones, bacalao y huachinango, un pescado azul similar al pajel o breca (no os voy a repetir las propiedades del pescado).

Lo que no me gusto’, es que en algunos platos especifica aceite de oliva, que como sabemos es muy cardiosaludable y otros solo habla de aceite, con el peligro de utilizar aceite de palma, de coco o de palmiste, que son aceites, muy peligrosos para nuestra salud, pues aumentan la fracción LDL de colesterol (malo), responsable de los eventos cardiovasculares y muy utilizado en America.

En otros platos, se habla de aceite de maíz que posee ácidos grasos polinsaturados, pero no disminuye la fracción LDL tanto como el aceite de oliva. Todo esto se perdona, si pensamos en el precio que alcanza el aceite de oliva en México, aunque se ha visto que últimamente ha aumentado su consumo, ya que disponen de producción propia, en sitios como precisamente Ensenada, por su clima mediterráneo.

En fin que la cocina mexicana es cardiosaludable por su alto contenido en fibra, verduras y legumbres, mejorable en algunos aspectos, sobre todo por las influencias inevitables norteamericanas… México lindo…

 


7
enero 11

BACALAO EN PORTUGAL

 

Este fin de año, decidimos pasarlo en Lisboa. La despedida del año, fue muy bonita, en la Plaza del Comercio, con música en directo de Xutos e Pontapés (creo), que termino’ con Let it be (mejor, imposible). Tras atravesar la barrera de las doce nos deleitaron con  un juego de fuegos artificiales preciosos, que salían de todas las partes de la plaza a ritmo de música actual, me encanto’…No estábamos apelotonados, todo el mundo respetaba tu espacio, excepto cuando se descorcharon las botellas de cava o de champan…

Estos días paseamos por la vieja y empinada Lisboa y sus siete colinas, para ver las maravillosas vistas de Alfama, tomamos el tranvía 28…espectacular tanto la subida como las vistas, a mi me recordaba un paisaje mediterráneo…Otra subida es al Castelo, con vistas bonitas de Lisboa…

Tampoco quiero olvidar la subida al Palacio Da Pena de Sintra, el microclima de esta ciudad, hace que el agua rezume por todas las partes. La vista del palacio envuelto en niebla, te hace pensar en lo peculiar que debían ser sus dueños y en lo penoso del trabajo de sus sirvientes, ya que no todos tendrían  un caballo para subir o un carro…En cualquier caso precioso y merece la pena la subida…es una buena excusa para bajar el copioso desayuno del buffet del hotel.

Y como no, si visitas Portugal, no puedes dejar de probar su bacalhau, a la plancha, frito, dorado…las propiedades del bacalao como pescado azul (tambien puede ser blanco, depende la forma de adquirirlo) ya las conocemos: aumenta el HDL (colesterol bueno), disminuye el malo (LDL), además es una buena excusa para comer, ya que esta rico y normalmente lo acompañan de verduras.Subimos al Chiado tras tomar el elevador de Santa Justa desde la Baixa, paseamos por el barrio, nos hicimos unas fotos con Pessoa en la puerta del café Brasileira.

 Cenamos en un pequeño restaurante  llamado Serra da estrella, pedimos un bife de lombo de bacalhau a la plancha, estupendo, os muestro la foto del plato…

Para despedir el año, cenamos en un restaurante típico portugués, lleno de portugueses (eso que Lisboa estaba lleno de italianos y españoles), también estaba situado en el barrio alto y se llamaba Va e volte. Aquí me sirvieron una lubina a la plancha, que estaba exquisita, pero que pena! solo me pusieron una hoja de lubina en vez de dos, estaba exquisita, por supuesto, acompañada de verduritas…Desde luego en Portugal se come mas mediterráneo que en otros países de la cuenca de este Mar.

No dejéis de visitar la punta más occidental de Europa, esto es el Cabo Da Roca, desde donde se contemplan hermosas vistas del Atlántico, un poco embravecido, con unas hermosas olas rompiendo en las rocas, pintoresco su faro…

Y finalmente no nos podíamos marchar de Portugal sin tomar bacalao dorado, bajo la recomendación de Enrique que lo tomo en el restaurante El Cristo, hace mas de 25 años…y fuimos al mismo sitio, situado en la localidad de Elvas, ciudad enmarcada por un acueducto del Siglo XV-XVI espectacular…llegando hasta una altura de 40 metros…

El bacalao dorado es un bacalao cortado muy fino, acompañado de patatas también cortadas muy finas (extremadamente), todo ello revuelto con huevo, en fin el camarero te avisa que los platos son muy grandes y efectivamente lo son…sobre todo después de comernos unos camarones tigres gigantes a la plancha. Tras pagar, el mismo señor que nos sirvió se empeño’ en que nos hiciésemos unas fotos con unas langostas vivas, vino con ellas y atónitos claro, nos hicimos las fotos…

En fin, merece la pena, por supuesto, conocer Portugal, pero además es una buena excusa para mejorar nuestro perfil lipidico, Feliz Año a todos…


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer