hola.com

 

junio, 2011


21
junio 11

GRECIA Y JORIATIKI

En una ocasión viajamos a Grecia. Cuando  llegas a la ciudad, la impresión que tienes es que se trata de una ciudad un tanto caótica, con ciertos tintes de ciudad árabe, no es la idea que existía en tu cabeza de Atenas….paseamos por los barrios de Plaka y Monastirakis, salpicados por restaurantes que invitan constantemente a pasar y degustar sus exquisitos platos…
Por casi todos los rincones de estos barrios, hay una presencia constante que te recuerda donde estás: La Acrópolis…situada a 156 metros de altura.
Ahora sí estamos en Atenas, ahora sí estamos en Grecia…y subimos..y entonces todo se transforma, olvidas las grúas, los turistas…estás en el centro de nuestra civilización, en la cuna, tienes la sensación que
Aristóteles, Pericles, Platón...están sentados en cada una de las rocas de Los Propileos o del Areópago. Contemplas El Erectión, preciosa construcción, las Cariátides son las mejores columnas que le pudieron poner a este edificio…
Me impresionó
El Ágora, donde tanto Sócrates, como San Pablo, se dirigían a sus discípulos, es un paseo mágico, salpicados de figuras de tritones, gigantes y donde está el templo clásico mejor conservado: el templo de Héfestos. No podemos olvidar la visita al majestuoso templo de Zeus, el estadio Olímpico, el Arco de Adriano, el museo de La Acrópolis, El museo Benaki, la plaza Sintagma…
Decidimos salir de Atenas y nos dimos un paseo por el Peloponeso, llegamos a
Micenas a 90 kilómetros al suroeste de Atenas, tras pasar por el Canal de Corinto. La ciudad es mucho más anterior en el tiempo que Atenas (1600-1100 AC) visitar los tolos o tumbas de Clitemnestra y Agamenón, es toda una experiencia, sobrecogedora la cúpula en que termina el monumento funerario. Magnífica La Puerta de Los leones, constituida por dos leones de unos 3 metros, a los que le falta la cabeza…A la vuelta lo hicimos por Nauplio, preciosa ciudad de tintes italianos, que posee un castillo-fortaleza en medio del Mar del siglo XIII, llamado castillo de Burtsi…Pero desde el punto de vista gastronómico, Grecia es impactante, no hay apenas restaurantes de comida rápida y en todos los sitios hay platos de cocina mediterránea: calabacines fritos con salsa de ajo (tsalsiki), empanada de espinacas, fuentes de pescado frito, pita o empanadilla rellena de queso, calamares… de postre, como no yogur griego con miel (a nosotros nos invitaron después de una maravillosa comida)…y por supuesto Joriatiki, mi ensalada griega preferida, os dejo la receta:
Ingredientes para 4 personas.
·         3 tomates.
·         1 pimiento verde,
·         1 lata de aceitunas negras sin hueso.
·         Un medallón de queso Feta..
·         Un cuarto de cebolla roja.
·         2 pepinos
·         Aceite de oliva virgen extra.  ·         Vinagre de Jerez.
·         Sal.
Se cortan todos los ingredientes en cuadraditos, excepto la cebolla, que debe picarse muy, muy fina y las aceitunas, en rodajas, o si se prefiere, enteras. Se colocan en una fuente y se aliña a gusto.
Me encantó Grecia y Atenas, ciudad de los perros…Dedicado a
Isabel Riguero…

Share


13
junio 11

LAS HURDES

En una ocasión visitamos Las Hurdes, nos alojamos en Las cabañas de Las Mestas, un alojamiento rural, situado en esta población, cuna del otrora famoso Ciripolen, mejunje inventado por Don Cirilo.

La zona se encuentra al norte de la provincia de Cáceres y a pocos kilómetros de Las Batuecas, comarca salmantina y muy cerca de La Alberca, pintoresco pueblo, donde los haya. Recuerdo poblaciones, como Caminomorisco, Pinofranqueado, Cambron, Casares de Las Hurdes, Ladrillar y como no, el espectacular  meandro del río Alagón en Riomalo de Abajo.

Pero lo que mas me impactó fue la visita a un pueblo abandonado, donde las puertas de entrada a las casa, apenas median metro y medio y eso me hizo recordar las paupérrimas condiciones en las que vivía la población hurdana y los déficits que tenían en su alimentación, también condicionado por las características orográficas de la comarca, a la que no podían llegar nutrientes esenciales en la alimentación, con lo cual el resultado, era la talla baja de la población por cretinismo, hipotiroidismo y bocio. Esto llamó la atención entre la comunidad científica española especialmente a nuestro maestro Gregorio Marañón en la primera mitad del siglo XX, tanto que provocó la visita de Alfonso XIII a la comarca, con nuestro ilustre colega en 1922. Marañón, tradujo “el Mal de Las Hurdes” (dolores abdominales) por el verdadero y certero diagnostico de “hambre aguda”.

Marañón denunció que las condiciones de los habitantes de Las Hurdes, era una alarma sanitaria, por déficit de yodo. Esta población debió sufrir muchísimo a lo largo de los siglos, en el Siglo XIX las autoridades decidieron transferir niños huérfanos (pilos) de Cáceres y otras poblaciones para que fueran alimentados por nodrizas hurdanas (crianzas mercenarias), condenándoles al hambre y a la miseria o la muerte prematura, rompiendo, eso sí, la endogamia comarcal. Algunas madres, debían elegir a quien alimentar si a sus hijos o a los pilos…

Cuenta Luis Buñuel que cuando rodó una película en Las Hurdes (1935), llegaban temprano a la comarca a rodar y no comían hasta llegar a sus alojamientos por la noche, ya que al equipo le daba vergüenza comer delante de la población, que se reunía para verlos durante el almuerzo. Al final les pagó la colaboración en la película, haciendo un gran banquete con cabritos que compraron para obsequiarlos, desde luego, era la mejor manera. Buñuel bautizó a estas tierras y al documental “Tierra sin pan”.

Entre los déficits que sufría esta población estaba el de yodo, por lo que el bocio se hizo endémico, ya que no se consumía pescado marino fresco ni en salazón, ni el agua poseía este apreciado elemento.

Os voy a proponer una receta típica hurdana, que aporta un sabor muy original, llamada ENSALADA DE LIMÓN.

Ingredientes (4 personas)

  • 1 limón.
  • 3 naranjas.
  • 3 huevos fritos o escalfados
  • 3 dientes de ajo.
  • 100 gramos de patatera (chorizo típico extremeño), o en su defecto chorizo clásico.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Vinagre de Jerez ó vino tinto.
  • Sal.

 Se pela el  limón y las naranjas y se colocan en el fondo del plato, Se fríen los huevos o se escalfan (se cuecen en agua y vinagre durante 3 minutos, tras despojarlos de su cáscara), se trocean y se colocan encima de la fruta. A continuación se pican muy finamente los dientes de ajo y también el chorizo, se incorporan a la ensalada. Se sala y se aliña a gusto con el vinagre o vino y el aceite.

Me encanto’ la visita a Las Hurdes…

Share


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer