Una noche en el museo

¡¡Hola a todos!!

Ya estoy de nuevo por aquí. Siento haber tardado tanto en actualizar pero este último mes ha sido una autentica locura de trabajo y noches sin dormir.

Ya os contaré en próximos posts algunas reflexiones sobre la maternidad, que sé que os gusta mucho y hace tiempo que no toco el tema. Sin lugar a dudas ser mamá es lo más absorbente que haya vivido jamás.

Pero aprovechando que Alan duerme, he encontrado el momento perfecto para hablaros de uno de los eventos que he hecho recientemente, y del que no había tenido la oportunidad de hablar, y creo que es imprescindible.

Este es un año importante para el museo Guggenheim de Bilbao, cumple su vigésimo aniversario, y yo he tenido la oportunidad de conocerlo de una forma muy especial.

Después de abrir el desfile de Ion Fiz en Cibeles, el propio diseñador me pidió que fuera su musa para una noche que prometía ser mágica. Un desfile en el mismísimo museo, con motivo del decimoquinto aniversario de su carrera; en su tierra, rodeado de sus mejores amigos, y quería que yo abriera y cerrara el desfile.

¿Cómo me podía resistir a una oferta así? Sin duda, iba a ser una de las puestas en escenas más espectaculares que había visto. Y así fue.

Bajo el altísimo techo de cristal, entre obras de arte contemporáneas y con la melodía de una pianista en directo, empezó el desfile. Allí los invitados pudieron disfrutar de los diseños más impactantes de las colecciones Eccentrica y Doha de Ion Fiz.

Todo a punto para una noche llena de glamour, teatralidad y obras de arte

Horas antes se realizó la prueba de ropa, o fitting, dentro del museo. Me sentí como una actriz de los años 50, tan elegante y sofisticada.

Últimas indicaciones del diseñador antes de pisar la pasarela…

En el backstage tuve la oportunidad de charlar con las modelos con las que iba a desfilar. Muchas de ellas casi ni han empezado su carrera, ya que rondan los 16 o 17 años. Chicas jovencísimas y llenas de ilusión que me recordaron mucho mis comienzos en la moda hace más de 20 años. ¡Cómo pasa el tiempo! y qué orgullosa estoy de poder seguir subiéndome a una pasarela hoy en día. Ni en mis mejores sueños hubiese imaginado que mi carrera iba a ser tan larga y me iba a dar la oportunidad de vivir momentos como el de esa noche.

¡Qué empieza!

Este fue mi primer look, con el que abrí el desfile, un precioso 3 piezas con pantalón palazzo, top de lentejuelas y una chaqueta corta a juego.

Anne Igartiburu presentó el desfile con mucho aplomo y emoción, ya que es amiga de Ion desde hace muchos años, y siempre ha colaborado en sus galas y desfiles.

Mi segundo look del desfile, un precioso vestido palabra de honor que combinaba el terciopelo con la gasa y las plumas, y una enorme pamela bicolor. ¡Nunca antes me había sentido tan Audrey Hepburn!, ya sabéis que es mi icono de estilo.

¡¡Fin del desfile!!

Sin lugar a dudas una noche para el recuerdo… gracias por permitirme vivir esta experiencia única.

 ¡¡¡Feliz aniversario!!!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.