Dos formas de combinar tu ‘little black dress’

¡Feliz día a todos!

Muchas veces, a través del blog y de mis redes sociales me piden, que comparta con vosotras los looks que llevo, así que aprovechando la ocasión y ante la inminente llegada de las navidades, quería hoy hablaros del LBD, conocido por todas como little black dress o vestido negro.

Cuando me preguntan sobre mis esenciales a la hora de vestir, y tomando en cuenta que no soy experta en la materia ni me dedico al mundo de la moda (aunque reconozco que sí que me gusta mucho jejeje), siempre contesto lo mismo: en el armario de cualquier mujer no debe faltar un vestido negro, una blazer, unos jeans y una camisa blanca.

Nunca he visto a una mujer asistir a un evento con un sencillo vestido negro que no fuese correcta y elegante. Luego cada uno le da su toque y encanto personal, con los complementos o el estilismo, pero es una prenda infalible que nunca nos va a dejar mal paradas y que es atemporal. Es por ello que invertir en un vestido negro, bueno y elegante es una buena opción. Los hay escotados, con palabra de honor, más largos o cortos, de encaje, asimétricos, con volantes o sin ellos, combinando texturas, con transparencias, etc.

Existe un abanico de posibilidades tremendo a la hora de elegir, y como os he dicho, siempre obtendremos un look regio. Sí que creo que es importante escoger un buen corte y modelo según nuestra edad, ya que al ser el negro un color tan sobrio puede sumarnos años, o por el contrario, rejuvenecernos. Por eso, la elección del traje correcto a veces lleva su tiempo y nos obliga a ver muchos escaparates.

A la hora de complementarlo puedes optar por bolso y zapatos de color, metalizados, nude o negro. Cualquier opción es ideal y las he llevado todas 😉

Os traigo dos propuestas del LBD a ver qué os parecen:

Las primera es un traje femenino a más no poder: midi, de corte recto, escote en V, con volantes en el bajo y en el escote. Gracias a su corte perfecto, sienta como un guante. Es de la diseñadora Silvia Tcherassi. Para la ocasión, lo combiné con unos maravillosos salones de Jimmy Choo con pedrería, clutch de Yliana Yépez y joyas de Bulgari.

En cuanto al peinado, me encantó el recogido con acabado despeinado y natural. Adoro este tipo de peinados que están hechos por grandes profesionales, pero son tan naturales que dan la sensación que me los he hecho yo en 5 minutos, y es precisamente ahí donde está el truco 😉 En cuanto al maquillaje, los ojos ligeramente resaltados, pestañas muy largas a base de varias capas de máscara y labios nude, estuvo a cargo de David Deibis. El look fue el elegido para la celebración del décimo aniversario de Scalpers y Esquire.

El segundo look  lo llevé para la fiesta de G.H. Mumm celebrada en Madrid. Combiné una falda preciosa negra, atada a un lado con volantes que caen en forma de cascada, y un top de terciopelo negro de manga larga y cuello redondo de la firma Victoria de Vicky Martín Berrocal que además, tiene un detalle especial: una cadena dorada a lo largo de ambas mangas y que perfile el brazo. Lo acompañé con unas preciosas sandalias de taconazo negro de Guess y el peinado estuvo a manos, como siempre, de GHD por Sandro Nonna. Una melena extra lisa, recogida en una coleta baja y raya al medio. El maquillaje muy sencillo, siempre marcando los ojos con eyeliner negro, máscara de pestañas y labios nude.

Fue una noche divertida, movida y maravillosa en la que disfrutamos de la música de Gian Luca Vacchi y con la mejor compañía.

Espero que os guste el post de hoy y… ¡no olvidéis haceros con vuestro LBD!

Besos,

Virginia.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer