Nuestro viaje a París en familia

Hace un tiempo tuve el placer de viajar a París, pero en aquel momento nos centramos más en Disneyland por los niños. Esta vez el motivo del viaje era distinto y al ser los niños ya mayores nos apetecía, y a ellos también, conocer la cuidad, patearnos sus calles, visitar el Louvre, la Torre Eiffel y adentrarnos  un poco el ambiente parisino en primera persona. Así que no encontramos mejor excusa que el 18 cumpleaños de Alba para hacer un viaje en familia ¡Puedo asegurar que todos disfrutamos de unos días inolvidables!

Pese a que las temperaturas eran bastante bajas y que encima nos pilló algo de lluvia, pudimos recorrer kilómetros a pie. Nos íbamos parando en sitios de interés para todos, sacábamos fotos, pudimos ver actuaciones en la calle y cómo no, comimos todas los crêpes que pudimos 😉

Como Alba era la protagonista del viaje, la hicimos nuestra guía y era ella quien llevaba la batuta de las visitas, de los lugares en que parábamos a comer  y me quedé gratamente sorprendida de ver a mis niños, todos unos guerreros, caminando sin cesar y sin protestar ni por frío ni por nada, así que resultó todo muy bonito, fluido y agradable para todos. Para nosotros, el hecho de estar los 5 juntos durante esos días fue muy importante, ya que por el colegio de los niños y Alba, que ya está en la universidad, es complicado coincidir. Todos valoramos mucho la oportunidad que tuvimos de compartir juntos esos días, en un lugar maravilloso y celebrando la mayoría de edad de la reina de la familia.

De París qué os puedo decir que no sepáis o hayáis escuchado. Es una maravilla de ciudad, con una cultura imponente, unos paisajes maravillosos y un estilo de vida tan europeo y cosmopolita que enamora a cualquiera. El solo hecho de tomarnos un cafecito en cualquier bar y ver la gente pasar, comprobar la diversidad cultural, el ritmo del parisino y ser simplemente un mero observador de esa sociedad es una experiencia francamente única. Tanto a Manuel como a mí nos parece muy importante poder ofrecer a nuestros hijos la oportunidad de viajar y conocer nuevos mundos porque es la forma más bonita que tienen de aprender a respetar a cualquier ser humano, con independencia de su raza o país de origen. A través de los viajes aprenden nuevas culturas y esas vivencias no las olvidan jamás.

Aquí comparto con vosotros algunas fotos de nuestro inolvidable viaje y espero que os gusten tanto como a mi 😉

Besos y hasta otra,

Virginia.

  • FELICIDADES POR VUESTRO VIAJE EN FAMILIA- QUE ESA FELICIDAD QUE OS INVADE AHORA, OS DURE TODA LA VIDA- NO TE CONOZCO PERSONALMENTE VIRGINIA, PERO TE SIGO SIEMPRE, Y CREEME, ME ENCANTARIA TENER UNA AMIGA COMO TU-

  • Querida Virginia: ¡Qué maravilla de viaje! Cuánto me alegro de que hayáis disfrutado tanto. Se refleja en vuestras caras. París es una ciudad maravillosa. Me encanta. Y espero poder cumplir algún día el sueño de vivir allí. Cada rincón es especial. Sus plazas, sus callecitas plagadas de tiendas únicas. El Louvre, la avenida de Montaigne, que cruza perpendicularmente los campos Elíseos, las galerías Lafayette, el museo d’orsay, etc, etc. Absolutamente preciosa. Ahora a pensar en el próximo viaje. Gracias por compartir estas instantáneas tan bonitas.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer