A cada estación, su alimentación

¡HOLA a todos!

Como bien sabéis, nuestra alimentación cambia a la par que lo hace cada estación. Mientras en invierno nos apetecen alimentos más calentitos y con más aporte calórico, en verano nos refrescamos con un sinfín de ensaladas que además nos ayudan a sentirnos más ligeros en los días más calurosos. Hoy os quiero hablar de algunos de los mejores alimentos para la temporada de primavera, así como una deliciosa receta para la estación. ¡Espero que os guste!

Algunos de los alimentos propios de la primavera son las berenjenas, el calabacín, las espinacas, el plátano, la manzana, la piña y por supuesto la fresa, los fresones y las frambuesas. La fresa será la fruta más recomendada ya que aporta mucha vitamina C y tan solo 37 calorías por cada 100 gramos, ya que están compuestas por un 85% de agua.

En cuanto a las carnes destaca la merluza, el bacalao, el bonito, el ganso, el pavo y la codorniz. Y mejor aún si van combinados con berros, que con el ascenso de las temperaturas puede consumirse en crudo como una ensalada.

Haciendo mi búsqueda, me topé con una receta deliciosa sumamente sana y que incluye muchos de los alimentos recomendados en esta temporada. Hoy os quiero enseñar como hacer una quinoa de vegetales y nueces al curry.

Los ingredientes que necesitaréis son:

  • 2 tazas de quinoa
  • 4 tazas de caldo de pollo
  • 2 puñaditos de nueces
  • Mantequilla
  • 1 cebolla o puerro
  • 1 tomate
  • 1 calabacín
  • Una cucharada de cebollín troceado
  • Curry y cúrcuma en polvo
  • Aceite de oliva extra virgen

Las cantidades variarán dependiendo del resultado que queráis obtener. Lo que sí os puedo decir es que la verdura al horno se reduce al 30% así que ¡no tengáis miedo de utilizar mucha!

Comenzaremos por lo más laborioso, la verdura al horno…

Cortaréis en rodajas un puerro (o cebolla), un tomate y un calabacín. Después de colocarlo en una bandeja en capas, añadiréis el polvo de curry y cúrcuma a vuestro gusto. Finalmente añadiréis un chorrito de aceite de oliva.

Lo colocáis en el horno a 180 grados donde lo dejaréis hasta que la verdura esté blandita (serán unos 30-40 minutos).

Mientras la verdura se cuece al horno, herviréis dos tazas de quinoa en el caldo de pollo (2 tazas de quinoa por 4 tazas de caldo de pollo). Una vez esté lista la retiráis y la dejáis reposar.

Luego elaboraréis la parte ”insana” de la receta. Y es que tenéis de dorar dos puñados de nueces en un poco de mantequilla. Ya sé que no es lo más sano pero el sabor es simplemente espectaculaaaaaarrrrrr…

Ya será tiempo de retirar la verdura del horno…

Con un tenedor machacáis la verdura hasta que quede en trocitos pequeños.

¡Ahora solo tenéis que mezclar los 3 platos!

Y al resultado final solo agregáis un toque de cebollino para una presentación más bonita 😉

La verdad es que desde que descrubrí esta receta la elaboro con mucha frecuencia. Es deliciosaaaaaaa y hasta la podéis congelar en varios recipientes para sacar cuando queráis 😉

¡¡De momento me despido pero nos vemos de nuevo la semana que viene!!!

Os quiero montonessssssss…..

Muahhhhhhhhhh 🙂

Look
Blusa de libélula de The Extreme Collection
Jeans de Zara
Zapatos de Parfois
Créditos:
Look: TWINS Stylist
Foto: Alberto Hernández

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.