Mi libreta de direcciones: Ibiza

Hola a todos:

¿Cómo estáis? ¿Cómo estáis pasando vuestro verano? Espero que estéis todos bien y que tengáis la oportunidad de desconectar unos días.

Ahora mismo estoy en Madrid después de haber pasado un mes entre Ibiza y Mallorca. Estas islas son mi parada obligatoria, y deseada, cada verano y ya forman parte de mis lugares favoritos del mundo. Y es que no hace falta viajar muy lejos para encontrarnos verdaderos paraísos.

Este año lo importante era estar cerca de la familia y elegir destinos nacionales para apoyar nuestra economía y también viajar lo más seguros posible. Así que primero hemos decidido ir a Ibiza con unos amigos y luego a Mallorca para visitar a la familia de Rudy.

Así que después de 9 años visitando Baleares, he querido recoger mis direcciones favoritas, y algunas nuevas, para compartir con vosotros. Aunque debido a la pandemia habían muchos sitios que me hubiesen gustado probar pero aún no estaban abiertos y tendré que reservarlos para el año que viene.

Empezaré con el alojamiento. Otros años hemos alquilado una casa para estar tranquilos en Ibiza, ya que suele ser una auténtica locura ir en julio o agosto. Este año sin embargo las cosas son muy diferentes y la isla estaba casi vacía.

Muy pocos hoteles habían abierto a primeros de julio, pero uno de los que lo hicieron fue el Grand Palladium Palace Ibiza.

La playa D’en Bossa era una maravilla, justo en frente del hotel. Entre semana bajamos temprano para que los niños no sufrieran con el calor y teníamos la playa para  nosotros solos. El agua cristalina como jamás la había visto. Algo bueno tenía que tener el haber estado tanto tiempo sin recibir turistas.

Queríamos estar en un entorno seguro pero a la vez que hubieran actividades para los niños y un hotel efamiliar. Sin duda este es una gran elección porque tiene de todo.

Además al ser de los primeros en abrir en la isla nos dimos cuenta de lo seria que es la situación tras la cuarentena, Ibiza estaba irreconocible. Las playas vacías, hoteles y tiendas cerrados. Por una parte me daba una pena inmensa ver cómo había cambiado pero por otro lado me pareció una experiencia única, ya que nunca se sabe si esta situación se volverá a repetir.

El entorno es precioso, con muchos jardines y varias piscinas. Además tienen una de temática infantil que era muy divertida y muy segura para los niños. También tienen un kid´s club, uno para niños pequeños y otros para adolescentes y un anfiteatro donde hacen espectáculos cada noche.

En el hotel hay varios restaurantes que se iban abriendo poco a poco. A estas alturas supongo que ya funcionará todo con una relativa normalidad. Nosotros pudimos cenar una noche en el restaurante mediterráneo con vistas al mar “Portofino” y el lugar no podía ser más ideal.

El spa Zentropia es una de las más espectaculares que haya visto nunca. Con piscina interior y exterior, duchas de todo tipo, jacuzzy, sauna, baño turco, etc. Una maravilla para relajarse. Aceptan clientes de dentro y fuera del hotel.

Hard Rock Hotel

Nuestra segunda parada fue el Hard Rock, también del grupo Palladium, y que abrió unos días más tarde. Así que decidimos cambiar de aires y pasar la últimas noches allí. Es un hotel con un concepto muy especial y así te hacen sentir desde que llegas allí. Enfocado para los amantes del rock, es una delicia poder estar alojados en un espacio tan divertido y a la vez con tanto estilo.

Los 4 días que pasamos allí, los niños disfrutaron muchísimo también. Las habitaciones son amplias y luminosas y las dos piscinas son preciosas y muy seguras para los niños. Me encanta que tengan un área de juegos para ellos, donde puedes dejarlos un par de horas bajo la supervisión de unas monitoras. Así los padres pueden relajarse y darse un masaje o tumbarse al sol un ratito y ellos se lo pasan en grande.

Tatel

Dentro del Hard Rock hotel esta el restaurante Tatel. Llevo años visitando el de Madrid y el de Ibiza es igual de espectacular. Además la comida es deliciosa. Una carta con nuestros mejores platos nacionales con un toque moderno. Cualquier cosa que te pidas será buena opción.

Beso Beach

Hace un par de años, después del inmenso éxito que tiene el Beso Beach Formentera, decidieron abrir también en Ibiza. Justo al final de la playa de Las Salinas se encuentra este chiringuito deluxe donde puedes comer, cenar, o simplemente alquilar una tumbona y pasar el día. Un ambiente relajado y divertido donde los camareros de repente suben la música y empiezan a bailar. No hay manera de aburrirse en Beso Beach.

Roto

Excelente restaurante con vistas espectaculares sobre D’alt Vila y todo el puerto. Se encuentra en la Marina de Ibiza justo al final de una plataforma. Es el sitio donde ir y dejarse ver, muy de moda, muy chic pero con un rollo industrial que le da un punto.


Atzaró

Atzaró agroturismo es uno de los lugares con más encanto de Ibiza. Un oasis dentro de una zona de cultivos alejada de todo el bullicio de la Ibiza más conocida. Nosotros fuimos simplemente a pasar el día. Alquilamos una cama balinesa cerca de la piscina, pedimos comida en su terraza y nos dejamos llevar por los sonidos de la naturaleza. El lugar es ideal para desconectar si necesitas hacer un parón y recargar pilas.

La Brasa

Si estás paseando por el centro de Ibiza y quieres un sitio para comer y cenar agradable, acogedor y con una carta muy amplia, La Brasa es el sitio ideal. Fuimos varias veces durante nuestra estancia porque esta perfectamente ubicado en medio de todas las tiendas y justo antes de subir al casco antiguo. Todo estaba muy rico y el servicio fue excelente.

Pues estas son algunas de mis recomendaciones si vais a Ibiza este año.

Como he dicho antes, me quedaron muchos por probar ya que no estaban abiertos cuando fuimos a primeros de julio.

Espero que disfrutéis mucho de vuestra estancia y si me queréis recomendar alguno, me lo apunto para el año que viene.

En mi siguiente post os recomendaré restaurantes en Mallorca que no os podéis perder.

¡¡Un beso y gracias por estar ahí!!

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.