Qué no hacer en una entrevista de trabajo

A estas alturas, imagino que casi todos los que me leéis habéis hecho alguna entrevista de trabajo. Y es posible que, en ese caso, os las hayáis preparado concienzudamente leyendo mucho sobre la empresa, sobre cómo enfrentarse a la propia entrevista, o trucos para pasar rápido el trago.

Bueno, quizá no vaya a aportar nada demoledoramente nuevo, pero sí quería dejar algunos consejos sobre qué no hacer en una entrevista de trabajo.

1. Llegar tarde

Obvio, ¿verdad? Pues parece que no tanto, dado que según una encuesta de N.I.T,  el 12% de los encuestados afirma haber llegado tarde a una entrevista de trabajo. Y bueno, en fin, si esa es tu carta de presentación, o bien tienes una excusa apabullante (como que había huelga de metro o que tenías otra entrevista con más posibilidades justo antes) o mejor que casi vuelvas a entrar en el ascensor, pulses el bajo y salgas por donde entraste camino a ahogar las penas en un frapuccino latte.

2. No te olvides del recepcionista.

Desde que entras en el nuevo edificio, toda la gente que te cruzas puede ser potencialmente un futuro colega de trabajo. Se agradable y saluda al personal de recepción, a quien te pide el nombre para acreditarte, personal de limpieza o a casi cualquier persona con quien te cruces en el pasillo. Un simple hola y una sonrisa, será más que suficiente para empezar a ganar puntos incluso antes de haberte sentado con el boss.

3. Parecer arrogante.

Claro, quieres mostrate seguro en tus respuestas, así que apenas dudas y muestras términos incluso un poco pedantes para impresionar. Ojo, porque puedes pasar de quedar como un campeón, a parecer arrogante. Si además eres demasiado hermético con la sonrisa y controlas en exceso tus gestos faciales (perdiendo personalidad y naturalidad) la cosa se puede poner mal para tu opciones.

4. Parecer demasiado colega.

No te pases de gracioso, colega. Y lo digo, precisamente, porque a mí me ha pasado más de una vez. Ya me conocéis y sabéis que intento hacer guasa de todo, así que en más de una entrevista (o casting o reunión con cliente o como queráis llamarlo) me he podido pasar de graciosillo y coleguita. Al entrevistador -tu potencial jefe- le gusta cierto ambiente relajado, seguro, pero no quiere que desde el minuto uno le hagas sentir que estás de cañas con él. ¡Modera el relax!!

5. Pecar de exceso modestia…o ir de sobrado.

Ya sabéis,  la virtud está en el término medio. A nadie le gustan los fanfarrones de gimnasio ni los que pasan por la vida de puntillas. En la entrevista tienes que lucirte. Lucirte y brillar. Mezcla conocimientos técnicos (si te los piden) con tus propios atributos personales. Lo normal es que en una hora de entrevista no puedas falsear todo, así que mejor relájate desde el principio y sé tú mismo. Que el entrevistador piense que el candidato es formal, preparado y con carisma. ¡No te pases de frenada… ni frenes antes de tiempo!

6. Responder al móvil.

¿Pero pasa? claro que pasa. Igual que no ves posible que a día de hoy haya gente que aún deja el móvil encendido en el cine, o en un concierto de música clásica (no digamos en el avión), los hay que no lo desconectan en la entrevista. Y encima son tan avispados de echarle un ojito cuando el entrevistador sale un momento de la sala, o cuando éste se ha puesto a mirar algo en su propio móvil. Por favor, cuidadme esa adicción al WhatsApp.

7. Nunca mires el reloj.

¿Nunca? Nunca. Solo una vez antes de entrar y, si quieres, nada más salir. Da igual el tiempo que te tengan dentro, el tiempo que estén preguntádote cosas o las ganas que tengas de salir a echarte un piti. Si el entrevistador te caza mirando la hora, consciente o inconscientemente va a pensar: ¿tienes prisa? Pues nada, muchacho, vete. Así que, como va a dar igual la hora que sea porque de ahí no te vas a mover, evita mirar de reojo aunque sea mientras la otra persona se acerca a la ventana a bajar la persiana. Nada. Cero. Res.

8. Escucha bien a tu interlocutor.

Esta es de 1º de EGB (Primaria,si es el caso). ¿Os acordáis cuando nos decían los profesores leed bien el enunciado, leedlo dos veces si es necesario? Bueno, no lo decían porque sí, sino porque saben que muchas veces los nervios nos juegan malas pasadas y nos hacen ver (y oír) cosas que no son. O que sí son, pero no mucho. Así que poned bien la oreja y tomaos un par de segundos para pensar cómo enfocar el comienzo de la respuesta.

9. No improvises demasiado

Si vas a visitar una farmacéutica, lee sobre ellos. Si vas a un colegio revisa antes qué tipo de enseñanza imparten, qué estilo de pedagogía siguen, y si tienen un corte más o menos secular. No hace falta que te prepares demasiado, no vas a unas oposiciones y, al fin y al cabo, es una empresa de la que quizá no habías oído hablar antes, pero sí es bueno que muestres que has tenido el mínimo interés para, al menos, leer cosas al respecto.

Como veis, no digo nada que no hayáis escuchado antes o que el propio sentido común os pueda determinar, pero creo que muchas veces son pocas si se trata de enfocar bien una entrevista de trabajo. ¡Al fin y al cabo, nos jugamos nuestro futuro!

  • Después de pasar por tantas y tantas judiadas en las entrevistas de trabajo, yo a alguno ya le diría: “qué fácil es hacer preguntas cuando se saben las respuestas”.
    De fijo que pierdo el puesto, pero por lo menos me quedaría tan agusto.

  • No hice ninguna entrevista en mi vida jajajaa
    Dado que tengo 21 años y al estudiar en la uni.. y no buscar trabajo es lo que tiene ..
    algo parecido pero que para nada lo es jajajajaja fue ir al casting de la serie de Telecinco, Vivir Sin Permiso pero vamos, como figurante que yo no quería primer plano y salgo en dos capiss y que iluuu jajajajaja porque me encanta ver todo el montaje que hay detrás de cámaras! Es lo que más me gusta y la experiencia ha sido geniaaal.
    No viene a cuento lo que acabo de contar pero bueno ahí te queda como una historieta para que te entretengas leyendo jajajajajaja
    Besis Javii

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer