20 destrozos del interiorismo y la decoración

1. No una, ni dos ni diez. Me juego un sueldo de un mes a que la familia que vive aquí se ha dado cien golpes con el dedo meñique del pie en los salientes esos que no vienen a cuento en la isla.

2.¿ En qué momento alguien que tiene este casoplón decide construir una torre de Rapunzel  y una especie de balcón en lo alto de la estructura?

3. En serio, no sé por dónde empezar. Creo que de esta cocina solo se salva el microondas. Madre de Dios.

4. Lo típico de colocar un par de enchufes dentro del propio fregadero. De verdad que espero que sea Photoshop.

5.  Qué poquito ha faltado para encajarse.

6. ¿Qué demonios son esas patas? Esa forma, ese color.

7.  Qué claustrofobia, qué agobio, qué dentera todo . Hasta la escobilla está forrada de terciopelo.

8.La cocina no me parece especialmente bonita, pero, ¿hasta qué punto es necesaria esa cristalera con un coche del futuro y sendas bailarinas?

9. En esta casa es Navidad todo el año. O el día del juicio final o, espera, ¿es una serpiente?

10. Cuando tienes una cocina enorme y te sobra tanto espacio como para montar un decorado para las noticias de las 21.00

11. Tengo realmente miedo.

12. En realidad esta habitación sí me gusta: un saloncito de estar, la tele y tus dos lavadoras del tamaño de un camión rematando la delicada decoración de la estancia.

13. Sentarse en un “trono” rodeado de mariposas siempre es buena idea, por supuesto. Lo que igual no es tan bueno son los sustos que probablemente te lleves los primeros días de uso cada vez que abras la tapa.

15. ¿Eran necesarias esas 200 esculturas? ¿Y esas balconadas abigarradas? ¿Y los remates de cada tramo de valla y de columna? ¿Y las banderas? ¿Y las tejas rojo chillón? ¿Era esto una especie de  homenaje a la Grecia clásica? Y en tal caso, ¿qué hicieron los griegos para merecer esto?

16. —Papá, ¿qué hago con la estructura de muelles que había en el trastero de casa de la abuela? ¿La llevo al punto limpio? —no hijo, tengo una idea mejor: úsala para decorar tu cuarto nuevo.

17. Esta cocina me da miedo, asco y ganas de salir corriendo a partes iguales.

18. ¿Ponemos una isla bonita, funcional y elegante en el centro de la cocina?— No, invierte ese dinero en poner siete lámparas de cristales y, si sobra algo, ya haces la isla.

20. Una bañera, moqueta por todos lados, un calentador en la base, unas columnas salomónicas rematando la estructura… Y así es como se crea, amigos, un altar de sacrificios doméstico.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer