Las lombrices y el chocolate

¿Vosotros sabíais que lo de que “las lombrices salen cuando eres pequeño por comer chocolate” es un mito? Vamos, una pura invención de los padres para justificar no darte más chocolate y chucherías: “No sigas comiendo eso, que te van a salir lombrices”. Decidme que no soy el único al que se lo decían de niño. Es más, decidme que no soy el único que se ha enterado a sus 36 años, casi peinando canas y creyéndose en posesión de la verdad en un 95% de las discusiones, de que esto era un cuento chino. Porque claro, ya de mayor, si lo piensas bien,  efectivamente no tiene mucho sentido que te salgan, literalmente, gusanitos en el culillo por comer chocolate. Pero yo qué sé, de niño uno también se cree que tres señores en camello dejan regalos a 5500 millones de personas en menos de 12 horas.

Estas “lombrices”son más agradables que las de tierra.


Hay que reconocer que como coartada para los padres es perfecta: un niño pilla un día lombrices jugando en el parque con arena, lo pasa fatal, y se aprovecha esa desagradable sensación para sacar provecho y que el niño en cuestión se corte a la hora de pegarse un atracón de dulce. Que vamos, el bulo era este como podría haber sido que ver la tele más de horas te da dolor de tripa; un dolor de tripa al niño algún día, y se terminaban los problemas de exceso de consumo de televisión.
De verdad que no puedo creerme que me haya pasado como con lo de la digestión de después de comer, o lo de que si te tragas un chicle se te puede pegar a las tripas. He caído como un bellaco. Y lo malo es que con qué cara le diré yo ahora a mis hijos eso de que “cuando seas padre comerás huevos”. ¡Si soy tan inocente como ellos!
Me pasó también que, descubrí con bastante sorpresa y, ya crecidito , que piscina no era “pistina” o que discusión no se decía “discursión” (esto a día de hoy tengo que decir que se lo he escuchado a adultos hechos y derechos. El último error, un poco en esta línea, se lo leí a una chica de 25 años que decía que “no se podía estar en misa y replicando“. Bueno, yo confieso que también pensé durante años que se decía así, hasta que entendí que “repicando”, la forma correcta, hacía referencia al repicar de las campanas.

Y en fin, nada más por hoy.

¡Feliz fin de semana a todos!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer