París, ¡Oh, mon amour!

Hace unos días visité París, una de las capitales europeas a las que siempre me encanta volver. Pasear por sus calles, descubrir nuevos rincones y también ir de compras, por supuesto, es siempre una maravilla.

Por si tenéis ocasión de viajar a la capital del amor en algún momento, comparto algunos tips que espero os sirvan de ayuda. En esta ocasión tuvimos un desayuno de trabajo en el Hôtel Plaza Athénée, situado en la prestigiosa Avenue Montaigne de París. Recomiendo os acerquéis hasta la terraza del hotel porque en muchas ocasiones aprovechan el espacio para realizar exposiciones. En este caso había una exposición de fotografía en honor a la mujer realizada por grandes fotógrafos, bajo el título “Femmes je vous aime”.

Muy recomendable también disfrutar de un brunch en L’Avenue. En este restaurante podréis disfrutar de experiencias gastronómicas tradicionales francesas. Se trata de un moderno establecimiento que gracias a su iluminación y decoración hará que os trasladéis a un auténtico palacio.

También incluiría una visita rápida pero imprescindible al Centro Pompidou. Siempre hay alguna exposición que ver y así podréis empaparos de toda la cultura y arte de la ciudad. No olvidéis entrar al Café Beaubourg. Su ubicación privilegiada frente al Centro Pompidou hace de este café restaurante uno de los lugares más concurridos del barrio. Su gran terraza ofrece vistas a una amplia explanada y ofrece además un punto de vista único sobre la arquitectura inconfundible del mayor museo de arte moderno de Europa.

Os dejo también una imagen del renovado hall del Hotel Crillon de París.

Para cenar, lo mejor es tomar una buena pasta con trufa en La Maison de la Truffe. ¡Revolucionará tus sentidos! Y después de cenar, os podéis acercar a Caviar caspia, un restaurante referente en París que destaca por su gran materia prima y su ambiente elegante y acogedor; o a la terraza del Hotel Le Costes, que tiene muy buen ambiente los lunes por la noche.

Por cierto, si podéis quedaros varios días en la ciudad, no dejéis de visitar la fundación Louis Vuitton, una maravillosa obra arquitectónica de Frank Gehry.

Para esta visita llevo un look todoterreno cómodo y trendy. Aposté por una cazadora metalizada de Chanel en negro, pantalones vaqueros desgastados de Mango y zapatillas Onitsuka Tiger en blanco y negro. En cuanto a los complementos llevo gafas de sol de Celine, pendientes vintage del rastro de Madrid y cinturón de tachuelas y bolso de Yves Saint Laurent.

¡Ya sueño con volver a París! Oh la la

Un beso, MAR

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer