Navidad, ¡allá vamos!

 

Estas semanas pueden ser en las que más compromisos tenemos de todo el año y además, también suelen ser en las que más trabajo hay. Si sois como yo, de esos que queremos hacerlo todo, no faltar a ninguna cita, llevar todos los proyectos al día, y todo a contrarreloj antes de que los niños cojan vacaciones, sabéis de lo que os hablo.

A pesar de que muchos días acabo agotada, la verdad es que me encantan estas jornadas: las reuniones con amigas, los preparativos para Navidad que comparto con mis hijos, cerrar un gran año profesional con la mirada puesta en los retos del que viene… Todo es muy gratificante, pero la verdad es que acaba pasando factura.

 

Uno de los primeros síntomas que notamos es el estado de nuestra piel. Y es que el cansancio, el estrés, los días en los que se trasnocha, etc. se acaba reflejando en nuestro rostro. Por eso, debemos tener cuidados extra durante estas fechas para revertir estos efectos. Algo fundamental es realizar una limpieza eficaz todos los días antes de irnos a la cama con un producto específico, como este gel diario de Crea-m que elimina todos los restos de maquillaje, polución y otros agentes que agreden nuestra piel a diario.

 

Además, también existen tratamientos que nos ayudan a paliar tanto los efectos temporales como los propios del paso del tiempo. Mis favoritos son el ácido hilaurónico y el colágeno. Yo utilizo estos de María D’uol desde hace tiempo, y la verdad que siempre me acompañan. Y, por supuesto, no podemos descuidar nuestros ojos, que siempre es donde más se refleja ese cansancio. Yo utilizo el Eye Therapy de Talika, que es el perfecto aliado para conseguir una mirada fresca y luminosa.

 

 

Como seguro que todas estáis pensando en los diversos looks que os tendréis que poner estos días, hoy os traigo uno de los últimos que he utilizado para una jornada que se alarga hasta la noche. Elegí una falda de lana y un top de seda de Max Mara para el día de trabajo por su estilo working girl. Contra el frío nada mejor que este precioso abrigo de Santiago del Palacio de cashmere doble faz en azul y gris, y unas botas grises de Roger Vivier. Y como complementos, una cartera con borla de patchwork de la colección cápsula de Navidad de MFM, así como el cinturón de vacuno grabado con cocodrilo, que le da un toque más desenfadado al outfit.

Y vosotros, ¿qué tal lleváis los compromisos navideños?

Un beso,

MAR

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer