Los cincuenta de Mar Flores

A mi me gusta mucho, y soy un coleccionista de leyendas, y en las fotos que acabo de ver del día que su amor le regaló esa fiesta maravillosa de la noche de Madrid por su cumpleaños 50, que es la mejor edad para las mujeres de belleza formidable en su juventud, que ese medio siglo en que han madurado como la uva que se hace cada día mas sabrosa, si se vendimia por la noche y a ser posible con luna, cosa que servidor ha hecho en la viña del marqués grande de España, pues ya me dirán ustedes, un resultado magnífico. Pero si, además de esa belleza, en cuerpo y alma, de esta María del Mar, que es su nombre de pila concreto, niña de barrio madrileña, que es tan hermoso, nacida en Usera y que ya siendo casi una niña ganó el premio del ‘Rostro más bello’ al primer golpe de vista, pues a ver si no es para tenerla en cuenta. Desde hace 30 años, que bien que recuerdo el día, que me llamó por teléfono, Enrique Herreros, ese sabio del cine, maestro de lo suyo, hijo del otro Enrique Herrero, el dibujante de la codorniz, que era calvo, cuando aún no había tantos calvos, inteligente, que fue el que inventó, como le digo a Sara Montiel, bueno, pues me llamo Enrique H. junior, y me dijo: “Oye Tico, quiero que veas que esa actriz tan guapa, que te gusta tanto, pues que no es solo una carita, y un cuerpo, sino mucho más, va de protagonista en la próxima película de Juan Antonio Bardem, y quiero que lo sepas”.

Atento, como viejo perro olfateador que fui en mi tiempo, fui de los primeros en hacerle una entrevista larga, no sé ahora si fue en la televisión o en el ¡HOLA! pero sí sé que después se hizo en las dos. Pero me gusto mucho. Por lo pronto, la vi altísima, tomen nota, descalza y sin tacones de aguja, ahí la tienen 1,80m., rebasada la estatura de una jugadora de baloncesto femenino que ahora se llevan tanto. Pero, además de una mirada mágica, y sobre un talento formidable, o sea que no solo corazón, que lo ha dado varias veces, sino también el cerebro, que lo tiene, muy bien puesto. Yo lo he escrito ya varias veces, de las que no me arrepiento. Varios romances, conocidos, alguna boda, como Dios manda, y a estas alturas, cinco hijos. Cinco. Uno de ellos ya ha debutado como ‘striper’ de esos chicos guapos de pasarela, y en Marbella, por más señas,o sea, materia fina la de lo que se come se cría, que lo dice el refrán más antiguo.

Pero es que, además, en este momento que es el que más nos interesa, aparte de su propia biografía rosa, a veces no tan rosa, no crean, porque es una buena muy buena sufridora sin que se le note en el rostro, lo que indica que es una buena actriz, que aunque haya hecho varias películas, no muchas, sigue esperando la suya definitiva. No tengo más que echar para atrás mi memoria para recordar aquel día que un conocido, guapo también y gran caballista, me dijo mientras piafaban alrededor sus caballos de competición: “Es la mujer más interesante y tambián más importante -está en el vídeo- que he conocido en mi larga vida”.

Así que, de haber seguido aquella historia de la que tanto se escribió, hoy seria Duquesa, pero ella prefirió seguir su camino. Hizo hasta su propia marca de ropa, no tuve suerte, lo digo por él, cuando se casó con un Conde Italiano, que le dio descendencia y después, un largo matrimonio con un español empresario con el que viajó por el mundo y se convirtió también en madre. Ella, yo la he visto en una pasarela, como maniquí, que es un hombre que aunque antiguo, me agrada no sé cuánto, y era digna de ver, por su estatura y su garbo, por su sonrisa de diva, sin perder lo que más me gusta, su brizna de niña de barrio. Por donde va, causa sensación, y tiene una muy buena biografía. Buenísima. En América la adoran, ha sido protagonista de series de televisión, y acaba de cumplir 50 años. Su amor, de ahora, el mexicano elegante, que se llama Sical, aparece y desaparece en su vida con intensidad, últimamente. Ahora según dice la propia Mar le acaba de hacer un regalo excepcional, que según ella dice, nadie le hizo un regalo tan grande, pero hay una frase que ella pronuncia,  y que la define por fuera y por dentro.

Momento, que yo aprovecho para decirte, a esta hora y desde este sitio global. También decirte gracias, niña de Usera, niña de 50 años, madre de familia numerosa, que es otro galardón bien grande, magnifico, única en tu oficio, darte las gracias es poco, por las muchas veces que por tu vida, tu historia, tu plante y también por tus desplantes, por tu valor, siempre, echando el corazón por delante, le lleve el pan a los míos, dando aire a tus historias,  y que te han convertido en una leyenda. Por eso, no importa ese medio siglo, ya lo sabes, las leyendas no tienen edad, pertenecen a la historia de la gente y de los pueblos.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer