Pizza en versión ‘light’ y orgánica

La pizza, como todos saben, es un alimento que puede llegar a ser muy completo y contener todos los grupos alimenticios en un solo plato,  pero también puede ser muy calórico según los ingredientes que elijamos y ¡nunca he conocido a nadie que no le guste comerse eventualmente una buena pizza! Porque es un plato internacional y muy variado por la cantidad de ingredientes que puede contener y las combinaciones que se pueden hacer.

Mucha veces, ante estos caprichos irresistibles, en lugar de renunciar a él o comerlo de  forma esporádica  podemos, más bien, encontrar su versión más ligera y es una opción ideal porque, de esta forma, hacemos nuestros platos de consumo diario cada vez más apetitosos y variados.

Hoy os he traído la receta de una pizza con masa de calabacín y avena orgánica. Creedme cuando os digo que es una verdadera delicia y hasta a mis niños, que siempre los más pequeños son los más exigentes para los sabores, les ha encantado.

La pizza es muy personal y puede variar según nuestros sabores predilectos, yo os he traído dos de las que más gustan a mi familia pero que cada uno puede adaptarla a sus preferencias.

Paso 1:

Cortar  3 calabacines en tacos y seguidamente triturarlos o rallarlos.

Paso 2:

Colocar el calabacín rallado dentro de un paño e introducirlo en un bol. La idea es dejar que la verdura pierda toda su agua. A los 20 minutos, apretamos  con la mano para terminar de sacar toda el agua y quedarnos únicamente con la fibra de la verdura.

Paso 3:

En un bol, mezclar 2 hazas de harina de avena o avena en hojuelas orgánica  y 2 huevos. Agregar una pizca de sal y pimienta negra.

Paso 4:

Amasar hasta lograr una masa bastante compacta.

Paso 5:

Extender la masa sobre una bandeja de horno (a mí me gusta siempre usar el papel de horno por higiene y para que no se pegue) y hornear durante 20 minutos  a 200 grados o hasta que ya veas que la pasa está doradita y crujiente. Dejar enfriar.

Paso 6:

Colocar sobre la masa previamente horneada tomate natural tritura o frito.

Paso 7:

Comenzar a incorporar los ingredientes que más os gusten. En mi caso he preparado una pizza con atún y la otra con champiñones y jamón de pavo. El queso que uso en ambos casos es mozzarella o de cabra.

Paso 8:

Una vez tenemos las pizzas hechas, se vuelve a introducir al horno por 20 minutos más y lista para comer.

¿Se atreven a prepararla?

¡Espero que os guste la idea!

Besos,

Virginia.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer