Los niños y las vacaciones de verano

Ha llegado mi época favorita de año ya que como sabéis, vengo de un país tropical y tanto el sol como el mar han formado parte de mi infancia y juventud, por lo que no puedo estar mucho tiempo lejos de la playa.

Cuando hablamos de vacaciones de verano inmediatamente lo asociamos con desconexión de colegio, actividades extraecolares, rutinas, madrugonazos, carreras, etc y es que es el período ideal para relajarnos, bajar nuestro ritmo habitual de actividad y disfrutar del buen tiempo, sin embargo, cuando acaba el cole y nos planteamos los 2 meses con los niños en casa y nos hacemos todos la misma pregunta ¿Y ahora qué hago con ellos? Porque mis niños la primera semana se la toman de descanso pero luego ya quieren planes.

Por lo general, todos los años nos vamos a Marbella los dos meses y allí los pierdo de vista ya que van desde que eran muy pequeños y tienen su grupo de amigos, así que es un ir y venir de playa y piscina todo el día; este año dada la operación de Manuel, estaremos el mes de julio en Sevilla y en agosto es que nos iremos a Marbella así que será diferente para todos, pero no por ello menos divertido.

Creo que lo más importante que debemos pensar a la hora de planificar las vacaciones de los más pequeños es que hay que dejarles un poco a su ritmo, no presionarles con más horarios e ir organizando planes y días agradables sin morir en el intento. Para ello os traigo algunas opciones que me parecen interesantes:

  • Campamentos: Es una opción muy recurrida por todos ya que actualmente hay un abanico de opciones increíbles y mantienen a los niños activos. El contra que le veo es que siguen ritmos de actividad intenso, cumplen con horarios estrictos y si lo que queremos es descansar de todo ello, no es la mejor opción. Creo que es una buena idea barajarlo en familia y tomar en cuenta todo lo que precisamente queremos evitar para lograr el descanso familiar.
  • Visitas culturales: Es el momento perfecto para visitar museos que durante la época escolar no podemos ver. Lo ideal es buscar la opción que sea interesante para todos los miembros de la familia.
  • Senderismo: En cualquier lugar donde te encuentres, siempre habrán nuevos parajes que conocer y nuevos caminos que andar, así que un día de pateo acompañado de un buen picnic es un plan ideal y muy atractivo para los más pequeños.
  • El pueblo de los abuelos: No hay plan que más ilusión haga a los niños que visitar el pueblo de los abuelos, pasar unos días en su casa y recorrer las calles, sobretodo cuando es un pueblo pequeño, de pocos habitantes donde pueden coincidir con niños de su edad y tienen más libertad de movimiento.
  • Casa: De vez en cuando pasar un día entero en casa sin quitarse el pijama y mirando la tele no está del todo mal, y si encima organizamos una fiesta de pijama con varios amigos, ya el plan es perfecto 😉
  • Acampada en la playa: Quedarse una noche a la orilla del mar durmiendo en una caseta de campaña también puede resultar un plan inolvidable para los niños y la familia. Solo hay que buscar el sitio adecuado y llevar los enseres y la comida necesaria para pasar una jornada inolvidable.
  • Pistas de karts: Un día recorriendo un circuito de kart, créanme que puede ser divertidísimo. El subidón de adrenalina es tremendo y puede participar la familia al completo.
  • Parques temáticos: Si tienes la suerte de vivir en una ciudad con algún parque temático o Zoo, es otra opción que a los niños les gusta muchísimo porque por lo general este tipo de lugares ofrece entretenimiento para niños y adultos de todas las edades.
  • Conciertos: En las agendas de ciudades  y pueblos siempre encontraremos opciones culturales que por lo general en verano suele ser más variada y extensa. Así que llevarlos al concierto de su cantante favorito puede resultar maravilloso.
  • Viajes: Siempre he pensado que viajar es enriquecerse, conocer otros países y culturas puede enseñar mucho a niños y grandes, así que cualquier opción relacionada con conocer el mundo siempre es una opción perfecta, además hoy en día hay múltiples opciones adaptadas a todos los gustos y a todos los bolsillos.

Dentro de todo esto, creo que también es importante dedicar un ratito a hacer algún repaso de los contenidos dados a lo largo del curso ya que el verano es largo y hay tiempo para todo, además es el mejor momento para fomentar la lectura en los niños porque están más relajados y tranquilos solo  hay que buscar las lecturas adecuadas y más atractivas según la edad y los intereses de cada uno.

Y  vosotros ¿qué plan haces con tus niños?

Besos y hasta otra,

Virginia.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer